Entrevista para Periódico El Tributo

img_20161018_080042

¿Por qué eligió ser profesor?

Mi vocación se vincula con la historia de todo “Nerd”. Desde niño me encantaba saber cómo funcionaban las cosas. Luego de usar los juguetes, los desarmaba para saber cómo funcionaban. Después de estudiar Derecho, quise aprender de verdad cómo funcionaba el Derecho. Por eso  al licenciarme cursé estudios de sociología, luego un magíster, especializaciones y ahora estoy luchando por acabar mi tesis doctoral. Y el mejor ambiente para un espécimen como yo es la academia. Un lugar en que se estimula para aprender y se desafía para dedicar lo aprendido a enseñar. Eso no implica que haya abandonado del todo los litigios o las asesorías, pero mi pasión hoy es aprender, pero no para acumular conocimiento, sino para observar críticamente el mundo jurídico y tratar de transmitir eso en las salas en que tengo el honor de impartir clases.

¿Qué es lo más complicado y lo más gratificante de esta profesión?

Lo más complicado, sin duda, es calificar con justicia el desempeño de los estudiantes. Hoy en día mucho abogado imparte clases y se autodenomina “profesor”. La docencia es un oficio que requiere una profunda preparación: desde la planificación de las clases, la selección de objetivos, el diseño de las evaluaciones, escoger fuentes de información que sobrepasen las fronteras de la propia experiencia, la formación, la investigación, entre otras. Una vez un estudiante, luego de agradecer una clase, me preguntó cuánto tiempo había dedicado a prepararla, ante mi respuesta se sorprendió. Le dije que esa hora y media me había demandado casi diez años de trabajo. Y es verdad. Enfrentar un aula con la dignidad que merece, requiere una preparación rigurosa.

Lo más gratificantes es, sin duda, ver como ex estudiantes son hoy colegas, no sólo abogados, sino también algunos académicos.

¿Nos contaría alguna anécdota?

Hay varias, pero la más frecuente es la que se produce cuando personas que no me conocen entran a mi oficina en la Universidad. Mi oficina es mi espacio de trabajo, pero es un lugar en el que necesito sentirme a gusto. No solo tengo lo esperable para un profesor de Derecho: libros. En las paredes tengo desde réplicas de dibujos de Miguel Ángel, Salvador Dalí o Bernado Rangel, hasta afiches de Hulk, Los Vengadores, obras de arte de mi hija, figuras de súper héroes, incluso juguetes. Por eso, cuando me visita alguien que no la conoce suele concentrarse más en mi síndrome de Peter Pan que en lo que estamos conversando. 

¿Qué le gusta hacer en su tiempo libre?

Escuchar música, ver televisión y leer son mis pasatiempos.  MUSE, Hurts, Chvrches, son los grupos que más escucho por estos días, Daredevil, The Walking Dead, Jessica Jones, son las series que estoy viendo, y la Literatura Ilustrada mi lectura para distraerme de los textos jurídicos. Me encanta leer las aventuras de Ironman, Daredevil, Hulk, entre otros. Más allá de la lectura superficial de sus historias, hay mucho que extraer de estos personajes. En el  mundo antigüo se acudía a los héroes para contar historias complejas y exponer vicios o virtudes. Hoy pasa lo mismo, con otra clase de héroes, y eso me atrae. También desde hace un par de años intento aprender a tocar batería.

¿Qué hechos destaca en esta etapa de su vida?

Sin lugar a dudas, ser padre.

Además de la docencia… ¿En qué otras actividades académicas incursionó durante esos años?

Más que docente, pienso que soy investigador. Un ratón de Biblioteca. Por eso mis actividades principales además de impartir clases son estudiar y escribir, preparar exposiciones para seminarios, asistir a congresos, publicar columnas de opinión en algunos medios, etc. Ahora estoy trabajando en mi tesis doctoral y en paralelo termino el que será el tercer libro que publicaré con la Editorial de la Universidad Finis Terrae, se trata del número dos de los Cuadernos de Derecho Público.

¿Cuál fue o cuál es su participación en el proceso constituyente? ¿Qué opina sobre este proceso?

Mi participación ha sido la de cualquier ciudadano interesado en los asuntos que nos atañen a todos. Por mi actividad profesional, me ha tocado participar en algunas actividades ligadas al proceso constituyente.

Me parece que se trata de una oportunidad histórica. Nunca durante la vida republicana de nuestro país se ha convocado a las personas comunes y corrientes a participar en la génesis de una Constitución. Por eso, no solamente me parece algo positivo – pues como decían los creadores de las primeras constituciones: un pueblo siempre tiene el derecho de cambiar su Constitución – creo que es indispensable que todos participemos, porque si no lo hacemos otros terminarán tomando las decisiones más importantes del estado en lugar de nosotros. Y lo peor, lo decidido por otros será igualmente obligatorio para nosotros. Por eso un célebre historiador inglés Arnold Toynbee decía “La tragedia de los que no se interesan en la política consiste en que terminarán siendo gobernados por los que si se interesan en ella”,

¿Qué consejo daría a un estudiante y a un joven graduado?

Creo que hay tres cosas que un estudiante no puede olvidar. Primero, que asistir a una Universidad sigue siendo un privilegio al que muchos no pueden acceder. Segundo, que lo anterior genera una responsabilidad con la sociedad: el que tiene la posibilidad de aprender, después debe usar esos conocimientos para aportar a la sociedad. Y tercero, que en el país hay más de 50 Facultades de Derecho repletas de estudiantes, con intereses y aspiraciones similares. Por eso, para lograr salir adelante entre tantos iguales se requiere combinar algunos factores desde el primer día de clases: esfuerzo, perseverancia, disciplina y ética.

A los jóvenes graduados, solamente les recomiendo tener presente que el día en que obtienen su título no es el instante en que dejarán de estudiar, es el momento a partir del cual no serán solo sus familias y profesores quienes los presionen por estudiar y aprender, serán sus clientes, empleadores, el mundo laboral y la sociedad.

 

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s